Lunes a viernes: 9:00-15:00. Sábados: 10:00-13:00     (+34) 966895481 whatsapp (+34) 666109419

carrito 0.00€ 0
Sub total: 0.00€
BUSCADOR

Lunes a viernes: 9:00-15:00. Sábados: 10:00-13:00     (+34) 966895481 whatsapp (+34) 666109419

Deportes Acuáticos Adaptados

Deportes Acuáticos Adaptados

Seguimos enfocando nuestro blog a actividades para personas con movilidad reducida a realizar durante todo el año, y los deportes acuáticos son los reyes en esta estación. Gracias a sus propiedades terapéuticas, el agua es el entorno perfecto para actividades como natación, buceo o vela.

Para las personas con discapacidad, los beneficios de los deportes acuáticos son múltiples, destacando especialmente el físico, mejorando la circulación, el desarrollo muscular y mejorando la coordinación y el equilibrio, también mejoramos nuestra condición física, controlamos el peso y prevenimos la aparición de enfermedades.

El medio acuático permite moverse con menor dificultad, favoreciendo la realización de ejercicios ya que nuestro peso corporal disminuye hasta un 90%, siendo los beneficios los mismos para personas con o sin discapacidad. Permiten trabajar toda la musculatura, incrementar nuestra capacidad cardiorrespiratoria, ayuda a reposicionar la columna y a conseguir una posición más erguida, quemamos calorías por la resistencia opuesta del agua, trabajan diferentes capacidades en un mismo ejercicio (resistencia, fuerza, flexibilidad), y reduciendo la presión en las articulaciones.

Deportes acuáticos existen muchos, y casi todos se pueden adaptar, así que desde Dismovil os vamos a poner una pequeña lista para personas con movilidad reducida:

  •           La natación es uno de los deportes más completos, la natación para discapacitados apenas requiere adaptación ya que afortunadamente cada vez más piscinas son accesibles, siendo este un deporte paralímpico veterano. Se trata de una actividad recomendable para todos, en especial para discapacitados, ya que con los componentes rehabilitadores, terapéuticos, lúdicos y competitivos, lo convierten en el deporte preferido por cualquier colectivo.

 

  •           Buceo adaptado está siendo una actividad acuática más atractiva, siendo este un deporte integrador y favoreciendo el trabajo en equipo. Requiere de un estado de forma bueno, y con material adaptado y un conocimiento de esta actividad. Esta actividad no la pueden practicar personas con tetraplejia completa y personas con parálisis cerebral.

                                 

  •        El esquí náutico adaptado está orientado a las personas atrevidas que quieren unir deporte, velocidad y sensación de riesgo. Antes de lanzarse al agua con este deporte se deben realizar prácticas hasta dominar la técnica en seco. Este deporte necesita una especial adaptación del material, como por ejemplo los que sufren una disfunción motriz en los miembros inferiores, utilizan asientos de aluminio a la hora de realizar la actividad.

                                 

  •        Con la vela adaptada, este deporte de equipo es perfecto para trabajar la colaboración, tolerancia y respeto. Las personas con discapacidad lo practican de forma segura sustituyendo en la embarcación el timón por una palanca tipo “joystic”, siendo más manejable. Ofrece autonomía a los deportistas con discapacidad, pudiendo realizar este deporte con compañía de otras personas.

                               

  •         Piragüismo adaptado es otro de los deportes acuáticos con mayor número de deportistas. Estos equipos compiten según el nivel funcional de los deportistas, la  equipación de los equipos se compone de casco, traje de neopreno y remos adaptados, existiendo una categoría individual que utilizan kayak o por parejas utilizando canoas.

                                 

  •          El surf adaptado cada vez está ganando más afición, deslizarse con una tabla aprovechando el impulso de las olas es una actividad que se practica desde hace más de 500 años. Este deporte es uno de los más inclusivos ya que sobre la misma ola puden cabalgar un surfista discapacitado y uno que no lo es. Tiene cuatro modalidades: amputados, prone (personas con discapacidad física que son autónomos y se realiza tumbado en la tabla), prone con asistencia (para aquellos que necesitan ayuda para entrar y salir del agua) e invidentes.

                             

 

Como podéis leer los deportes acuáticos adaptados cada vez están más integrados en nuestra sociedad, y garantizan la diversión y el ejercicio en el agua, siendo tan variadas que se ajustan a todas las capacidades. Desde Dismovil os animamos a que este verano hagáis deporte y nos deis envidia (sana) enviándonos vuestras fotos realizando dicho deporte.

Volver