Lunes a viernes: 9:00-17:00     (+34) 966895481 whatsapp (+34) 666109419

carrito 0.00€ 0
Sub total: 0.00€
Adaptar el baño para personas mayores y dependientes

Adaptar el baño para personas mayores y dependientes

En muchas ocasiones muchas personas se encuentran con la incertidumbre de que necesitan para poder ayudar a una persona dependiente a la hora de ir al baño. Hoy toca mostraros como adaptar un baño para personas dependientes, mayores y con movilidad reducida, y así evitar problemas y hacerles que la hora del aseo sea lo más cómoda y sencilla.

Como hemos hablado en el post anterior sobre adaptar la vivienda a personas mayores o dependientes, resaltamos que el baño es uno de las adaptaciones más importantes. En primer caso lo más importante es la puerta de entrada al cuarto de baño, tiene que ser lo suficientemente ancha para que pueda pasar con un rollator o la silla de ruedas. La puerta de entrada debe tener como mínimo 80cm (hueco útil).

Aparte, lo ideal es que tengamos plato de ducha en lugar de bañera, ya que es mucho más cómodo y podemos acceder con una silla de ducha y tener mejores cuidados. Si lo que tenemos es una bañera y queremos poner un plato de ducha aconsejamos poner ya directamente un plato de ducha a ras del suelo sin rebajes ni nada que obstaculice la entrada a la ducha. Ya que eso nos facilitará a la persona que ayuda o al propio usuario a entrar mejor.

Podemos entrar en la ducha con una silla de ruedas especialmente diseñadas para estos usos o por nuestro propio pie o con la ayuda de una grúa. Tenemos la opción de escoger una gran variedad de asientos para ducha, taburetes con o sin respaldo, sillas con o sin brazos, asientos abatibles y muchos más productos que podrá encontrar en nuestra web: https://cutt.ly/SffYXck

                                    

Si no tenemos opción de cambiar la bañera, os ofrecemos como solución adaptar el baño. Podemos utilizar una tabla de bañera, un asiento giratorio, taburetes, elevadores o sillas. Con todos estos productos para el baño podremos estar totalmente seguros y cómodos, ya que son una gran ayuda tanto si el usuario es independiente o necesita cuidados.

Vamos a comentaros un poco de las diferencias de cada una:

  •         La tabla de bañera está diseñada para paciente pueda entrar por sí mismo en la bañera, y solo necesitan de un apoyo dentro.

                                                                 

  •         El asiento giratorio está pensado para pacientes que no pueden acceder por sí mismo a la bañera, ya que tienen que levantar las piernas. Este asiento, al ser giratorio, evita esta barrera. 

                                  

  •        Los taburetes, sillas o banquetas están pensadas para personas que puedan mantenerse en posición sentada, es decir con cierto control del tronco.

                                                            

Si nos apetece darnos un baño relajante en la bañera, nos podemos encontrar en el caso de que nos cueste entrar y salir de ella, pero no se preocupe. Tenemos solución para ello, con la silla elevadora de bañera ejemplo https://cutt.ly/RffU0Fh, nos ayudara a entrar y salir de la bañera sin problemas.

                                                                         

Después pasamos al W.C. tener que usarlo con problemas en las rodillas o caderas puede ser una gran dificultad. Ya que les cuesta mucho trabajo sentarse o levantarse. Las ayudas que podemos encontrar para adaptar el baño son los elevadores de w.c. que hacen que encontremos la medida precisa, ya que disponemos de diferentes alturas, con o sin brazos y muchas más características.

                                                                        

También hay otras opciones de sillas que podemos usar tanto para trasladar al usuario hasta el baño, ducharlo en la silla, usar de elevador de w.c, y alguna de ellas consta de cubeta para usarla por w.c.

Las barras abatibles nos ofrecen apoyo a la hora de sentarnos y levantarnos del w.c. y son una opción a tener en cuenta cuando adaptemos el cuarto de baño para dependientes.

No podemos olvidarnos de colocar en los sitios necesarios asideros o barras que ayuden a los usuarios a moverse por el baño y minimizar el riesgo de caídas y resbalarse. En esta clase de asideros los podemos encontrar de mil y una maneras, en tamaño, forma, color, material.

                                   

Por otro lado, los espejos también suele ser un impedimento ya que nunca suelen tener la altura deseada para el paciente. En este caso os mostramos estos magníficos espejos basculantes que hacen que el usuario este en su mejor posición y lo podamos regular.

Y el lavabo, también suele resultar incómodo, ya que la colocación de este elemento se hace a una altura que no es la adecuada en estos casos. Tenemos la opción de colocar en nuestro baño un lavabo ajustable en altura para que pueda ser usado por todos los miembros de la familia.

Una vez que hemos visto que los tres elementos principales, baño o ducha, wc y lavado pueden ser adaptados a personas con problemas de movilidad o alguna discapacidad, podemos ofreceros una serie de artículos que harán que la hora del aseo sea aun mas cómoda, como mamparas de ducha portátil, peldaños auxiliares, alfombras, etc.

Con todos estos consejos para adaptar el baño para personas discapacitadas, personas mayores el cuarto de baño de tu casa será un lugar más seguro, donde los usuarios podrán disfrutar de una forma más autónoma e independiente de sus momentos de higiene, dándoles así una mayor calidad de vida.

Si necesita adaptar el baño no dude en ponerse en contacto con nosotros, desde Dismovil seguimos trabajando para mejorar la calidad de vida de nuestros clientes y siempre poder ayudarles y asesorarles gratuitamente en cuál es el mejor producto que deben elegir para sus necesidades.

 

                                                         

                                    

 

Volver