Las ruedas son las nuevas piernas

Las ruedas son las nuevas piernas

Te encuentras frente a una situación de necesitar una silla de ruedas por el resto de tu vida, tus emociones rebotan contra las paredes en todas direcciones, haces todo lo posible por mantenerte positivo cuando en realidad parece que todo tu mundo se está derrumbando, y para empeorar las cosas, sigues viendo la lástima y el dolor en los ojos de la familia y los amigos.

"Es una imagen bastante triste, ¿no?" ¡Pero esa es la realidad muchas veces! Así que aquí hay algunos pasos que puedes tomar para fortalecerte y dar la vuelta esa realidad.

Paso 1: ¡No luches contra esto, abrázalo! Esta es una psicología positiva, si ya estás cansado de los hospitales y quieres seguir con tu vida rápidamente, necesitarás ayuda de un psicólogo, un consejero y un grupo de autoayuda. El pedir ayuda para atravesar por esta situación no es de débiles, ES MOSTRAR PODER, es ser proactivo y te llevará de la tierra de nadie a un futuro prometedor.

Durante este proceso, es posible que necesites/quieras tomarte un descanso de la familia y los amigos y mudarte a una academia de aprendizaje para la vida (desafortunadamente, hay pocas en España), por lo que es posible que necesites viajar más lejos. Esto puede ser difícil para los seres queridos, ya que ellos quieren ayudar, pero no tienen experiencia en este campo y, en las primeras etapas, es bueno rodearse de personas que entienden y han reconstruido sus vidas en una forma proactiva. Necesitas profesionales disponibles para enseñarte ejercicios de fortalecimiento y conservar el tono muscular, transferencia y cambio de posición. Estar rodeado de compañeros que te enseñarán, te animarán y te mostrarán cómo levantarte del suelo emocional y físicamente.

Ya sea que vayas a una academia o no, necesitarás espacio para descubrir un NUEVO TU, tiempo para planear lo que deseas hacer con el resto de tu vida y cómo lo vas a lograr. Aprender nuevas formas de moverte, lavarte, vestirte, ser íntimo, las actividades de todos los días deberán ser reaprendidas de una manera que funcione para ti, dándote la máxima independencia posible.

Paso 2: Hablar abiertamente y honestamente con la familia y los seres queridos. Esta es una transición masiva para TODOS, por lo que es importante conversar abierta y sinceramente. Si vas a continuar adelante con tu vida, entonces debes tomar la iniciativa: "SÍ, la responsabilidad está en TI", las personas que te rodean están esperando tus cambios, sienten tu dolor, rabia, enojo, frustración, ¡pero esto no les ha pasado a ellos sino a ti! Por lo tanto, no tienen forma de descargar esas emociones, a menudo sentirán que son egoístas y dramáticos, incluso sin darse cuenta – RECUERDA - es tu cuerpo el que está discapacitado, pero es toda la familia la que ahora está limitada. Apóyalos de la misma manera que te apoyan a ti.

Paso 3: Tus ruedas son tus nuevas piernas. ¡Si puedes entender esto en los primeros meses, ya estás a mitad de camino del triunfo! Luego, para tener una vida activa, necesitas invertir en una silla de ruedas ligera y de calidad. Dependiendo de tus discapacidades, es posible que necesites aptaciones especiales para tu comodidad o facilidad de uso. En este momento hay a tu disposición muchos tipos sillas de ruedas de marcas y modelos diferentes. Al comprar una silla de ruedas, debes tener claro que funciones necesitas para ti, éstas son sólo algunas de las preguntas que debes hacerte antes de comprar una.

Ø  ¿Es esta silla de ruedas para uso diario o para una actividad específica?

Ø  ¿Puedo meterla y sacarla del coche de manera independiente sin causarme una lesión por esfuerzo repetitivo?

Ø  ¿Es lo suficientemente ancha como para sentarme cómodamente?

Ø  ¿Es lo suficientemente estable como para sentirme seguro subiendo y bajando aceras?

Ø  ¿Tengo la fuerza suficiente en el cuerpo para moverme cómodo o debería buscar sillas eléctricas o ruedas con motor?

Dismovil cuenta con un experimentado equipo de ventas que analizará detalladamente los diferentes tipos y modelos que se ajustan a tus criterios, su experiencia en ayudar a los clientes a comprender las capacidades, funcionalidades de cada silla de ruedas y cómo eso puede mejorar tu vida. Es la razón principal por la que son uno de los minoristas independientes más grandes de España en equipos de movilidad, llámelos, siempre hay alguien dispuesto a ayudar.

Paso 4: No limites tus sueños solo porque tu cuerpo está limitado. Es un hecho que en la actualidad todo es más difícil y lleva más tiempo, pero no permitas que esto te impida hacer o probar cosas nuevas, seguro que en algunas de tus actividades anteriores ya no podrás participar o al menos no de la misma manera, pero con una gran cantidad de coraje, apoyo y lo más importante, organización, hay pocas cosas que no se pueden hacer. ¿Siempre quisiste dar un paseo por el camino de Santiago? Bueno, ahora tienes que hacerlo en silla de ruedas, ¿siempre has querido saltar en paracaídas? Eso es posible también. Se trata de mentalizarte, de sentir miedo y de hacerlo de todos modos y de estar súper organizado, sin dejar ninguna eventualidad o posibilidad sin un plan de contingencia y estar lo suficientemente seguro como para pedir y aceptar ayuda.

Paso 5: Ríete ante la adversidad. Es posible que algunos amigos, incluso miembros de la familia, tengan dificultades para superar la silla de ruedas, esto no es un reflejo hacia ti, estos son sus propios temores e inseguridades que surgen, si es una amistad que deseas mantener, entonces necesitas ayudarles a sentirse cómodos en tu compañía, y la mejor manera de hacerlo es usar el humor, si puedes hablar abiertamente, habla sobre tus dificultades con humor, esto los hará sentir a gusto. La risa es un medicamento natural, si puedes reírte ante la adversidad, y seamos honestos, vivir en una silla de ruedas es una gran adversidad, si puedes reír, entonces estarás muy bien y tendrás una maravillosa vida inspiradora.

Todos los comentarios