Dismovil de personas y para las personas

Dismovil de personas y para las personas

Primero hablaremos de las caras y miembros fundadores de Dismovil: Luis, Miguel Ángel y Toni.

Luis Rivas, ingeniero de oficio y que tenía su propio negocio, quería ayudar a su hijo a abrirse camino en el ámbito empresarial, por lo que tomó la decisión de comenzar una nueva empresa con Miguel. 

Tener la perspectiva completa de las dificultades ya soportadas por su suegra y su suegro, y comprender la falta de servicio postventa para los vehículos para personas con movilidad reducida, sumado a su experiencia en ingeniería, le incitó a montar un taller de equipos y vehículos para discapacitados con un centro de servicio hecho perfectamente. 

Luis es un solucionador de problemas y resuelve todas las situaciones: si su equipo no pudiera satisfacer todas las necesidades que le pide un cliente, lo tomaría como un desafío y se pondría a trabajar diseñando modificaciones para que éstos quedaran 100% satisfechos. Así fue hasta que se jubilara en 2016. 

Miguel Ángel, comenzó su vida laboral en el comercio minorista, tenía y tiene una habilidad natural para comunicarse de manera fácil e informativa, aunque no tiene un título en negocios, es un líder nato. Su objetivo es buscar e investigar constantemente nuevos equipos y dispositivos que no solo se venderán y le aportarán negocio, sino que también serán un beneficio valioso para sus clientes. 

El abuelo de Miguel sufrió con esclerosis múltiple que le obligó a usar una silla de ruedas a la edad de 30 años, por lo que Miguel desde muy joven comprendió las necesidades y dificultades que experimentan las personas con discapacidades.

A él mismo se le diagnosticó una enfermedad degenerativa de desgaste muscular que a la edad de 30 años vio que necesitaba para caminar el uso de un andador y ya con 35 años estaba permanentemente en silla de ruedas. Pero nunca ha permitido que esto afecte su deseo y determinación de ayudar a otros. 

De hecho, ha utilizado sus experiencias y ahora su conocimiento interno, para asistir mejor a la comunidad discapacitada, a través de su trabajo diario y colaboraciones con las principales empresas de fabricación, que diseñan equipos de movilidad.

Toni comenzó a trabajar en Dismovil en 2005 a la tierna edad de 16 años trabajando como aprendiz bajo Luis durante los meses de verano, con gran comportamiento, empatía y personalidad maravillosa que encajó perfectamente en el equipo y en 2007 fue se incorporó a tiempo completo, todavía bajo la orientación de Luis para aprender todo lo relacionado con el servicio. Se hizo evidente que Toni era un miembro indispensable de esta creciente familia; y cuando Luis se jubiló, Toni se convirtió en el jefe técnico del departamento de servicio y se convirtió en uno de los socios de la empresa.

Ahora hablaremos de Dismovil como empresa de vocación. 

Dismovil nació en mayo de 2001 y es una elección natural de negocios dada la combinación de habilidades de Luis y Miguel y la historia familiar. Su primera tienda estaba ubicada en el centro de la ciudad de Benidorm, pero en un corto período de tiempo, la necesidad de locales más grandes con buen estacionamiento y accesibilidad se hace necesaria.

También en esos primeros años obtuvieron el estado de distribuidores oficiales y centro de servicio para la mayoría de los principales proveedores de equipos y vehículos de movilidad reducida en el área de Alicante. Habían llevado su pequeña tienda de personas con discapacidades a elevadas alturas en el espacio de 6 años.

Los nuevos locales se establecieron en La Nucia a pocos kilómetros de Benidorm, pero facilitaron el acceso, el fácil aparcamiento, un taller de 200 m², una exposición para venta de 200 m² y un almacén de productos de 400 m².

Actuales instalaciones de Dismovil en La Nucia

Debido a su ética empresarial, al profesionalismo, a su deseo de brindar no solo un servicio de calidad, sino también ayudar a sus clientes a encontrar la mejor solución dentro de su  presupuesto, han construido una reputación dentro de la comunidad que es realmente impresionante. 

Las ortopedias locales se comunican constantemente con el equipo de Dismovil para obtener asesoramiento y conocer el producto, los parques temáticos locales se sienten seguros de otorgar a Dismovil sus contratos de equipos de movilidad año tras año.

El futuro se ve brillante, pero Dismovil no tiene la intención de sentarse y disfrutar de los frutos de su trabajo. No, seguirán esforzándose por forjar nuevas alianzas que, en última instancia, ayuden a mejorar las vidas de las personas discapacitadas y de la comunidad discapacitada.

Todos los comentarios